Volver atrás
Volver

¿Sabes determinar tu límite de endeudamiento financieros?

Aprenderás a manejar con prudencia tus deudas y detectar si se están saliendo de control.

Endeudamiento financiero

El endeudamiento financiero puede ser una valiosa herramienta para trabajar en distintos proyectos y alcanzar tus metas. Esta puede ser la vía para adquirir una vivienda o impulsar un nuevo negocio.

Para lograr esos objetivos puedes hacer uso de una serie de productos que te permitirán acceder a financiamiento. Y es que, el endeudamiento financiero puede ser una herramienta valiosa para alcanzar metas importantes en nuestras vidas. Sin embargo, es fundamental entender que el endeudamiento debe ser manejado con prudencia para evitar caer en una espiral de deudas insostenible.

A continuación, te ayudaremos  a determinar tu límite de endeudamiento financiero y te entregaremos tres consejos esenciales para mantener las deudas bajo control:

¿Cómo saber tu límite de endeudamiento financiero?

1. Evalúa tu capacidad de pago: Antes de adquirir una deuda es crucial analizar tu capacidad de pago. Revisa tus ingresos mensuales y resta tus gastos fijos y variables. El monto que queda disponible te dará una idea de cuánto puedes destinar al pago de la deuda sin comprometer tu estabilidad financiera.

Como regla general, tus obligaciones financieras, incluyendo la nueva deuda, no deberían superar el 30% al 40% de tus ingresos mensuales.

2. Calcula tu relación deuda-ingresos: La relación deuda-ingresos es otro indicador valioso para determinar tu límite de endeudamiento. Para calcularlo, divide tus deudas mensuales (créditos hipotecario, préstamos, tarjetas de crédito) entre tus ingresos mensuales antes de impuestos y multiplica el resultado por 100 para obtener un porcentaje. Si este índice es saludable, el resultado debería estar por debajo del 36%. En cambio, si supera este valor, deberías reconsiderar la cantidad de deuda que planeas asumir.

3. Considera los gastos imprevistos y ahorros: Al evaluar tu límite de endeudamiento, no olvides contemplar los gastos imprevistos que puedan surgir en el futuro, como emergencias médicas o reparaciones del hogar. Además, es importante mantener un colchón de ahorros para respaldar situaciones inesperadas y evitar que las deudas se conviertan en una carga excesiva.

Consejos para mantener tus deudas en orden

1. Prioriza el pago de deudas de alto interés: Si tienes múltiples deudas, es fundamental priorizar aquellas con tasas de interés más altas. Estas deudas acumulan más intereses con el tiempo, lo que dificulta terminar con ellas. Enfoca tus esfuerzos en pagar primero estas deudas, mientras haces pagos mínimos en otras obligaciones. Una vez que saldes las deudas con tasas altas, redirecciona los fondos hacia las deudas restantes.

2. Consolida tus deudas de manera inteligente: La consolidación de deudas puede ser una estrategia efectiva para simplificar los pagos y obtener una tasa de interés más favorable. Sin embargo, antes de optar por esta alternativa, asegúrate de comparar las ofertas de diferentes instituciones financieras y entender los términos y condiciones. La consolidación solo será beneficiosa si te permite ahorrar dinero y no aumentar el plazo de pago.

3. Crea un presupuesto y sigue un plan financiero: Establecer un presupuesto detallado te permitirá tener un panorama claro de tus ingresos y gastos mensuales. Al asignar fondos específicos, o parte determinada de tu presupuesto, para el pago de deudas, evitas gastar en exceso y te aseguras de cumplir con tus obligaciones financieras. Apegarse a un plan también te ayudará a evitar nuevas deudas innecesarias.

Conocer tu límite de endeudamiento financiero y mantener tus deudas bajo control es esencial para una salud financiera sólida. Recuerda siempre tomar decisiones financieras informadas y responsables, así estarás en el camino hacia la libertad y la estabilidad financiera.

Por
Kami de Clever

¿Estás listo para invertir en tus metas?