Volver atrás
Volver

¿Cuándo es momento de aumentar el ahorro mensual?

Evalúa si es el momento para destinar un mayor monto mensual a tu ahorro.

Aumentar el ahorro

Si el ahorro ya forma parte habitual de tu presupuesto, quizás es momento de analizar si puedes dar el siguiente paso: aumentar tu ahorro mensual. ¿Cómo saber si es un buen momento? Aquí te contamos.

Aumentar el nivel de ahorro es una decisión financiera importante, que puede tener un impacto relevante en la estabilidad económica a largo plazo. No obstante, saber cuándo y cómo hacerlo requiere un análisis cuidadoso de tu situación financiera actual y tus objetivos futuros.

A continuación te contaremos los pasos que debes tener en cuenta para determinar si el momento adecuado para aumentar tu ahorro y los instrumentos financieros a los que puedes destinar ese ahorro mensual:

Evalúa tu situación financiera actual:

Antes de decidir aumentar tu nivel de ahorro, es fundamental comprender de manera clara tu situación financiera actual y para ello, deberás tener en cuenta lo siguiente:

Ingresos y gastos: Analiza tus ingresos mensuales y eventuales aumentos en tus ingresos.  También evalúa los gastos fijos o regulares e identifica las áreas en las que puedes disminuir salidas de dinero, así podrás liberar más fondos para destinar a tu ahorro.

Deudas: Examina tus deudas pendientes, aquí deberás considerar créditos estudiantiles, tarjetas de crédito o créditos hipotecarios. Asegúrate de contar con una planificación para pagarlas o incluso consolidarlas de ser necesario.

Fondo de emergencia: Revisa si cuentas con un fondo de emergencia que te permita cubrir al menos tres meses de gastos fijos. Este fondo te permitirá cubrir emergencias o situaciones inesperadas sin afectar tu presupuesto mensual.

Metas financieras: Define tus metas de corto, mediano y largo plazo. Esto puede ir desde las próximas vacaciones o un viaje, estudios, la compra de un auto o el pie de una vivienda. Es importante tener metas claras, ya que esto te ayudará a establecer el nivel de ahorro que requieres para cumplirlas.

Cambios en el ámbito laboral:

Otros factores que debes tener en cuenta al momento de decidir ahorrar más es tu estabilidad laboral, o en el nivel de ingresos.

Estabilidad laboral y el nivel de ingresos: Analiza las probabilidades de que tu nivel de ingresos se mantenga durante un periodo de tiempo razonable. Si eres un empleado dependiente, es importante evaluar el nivel de estabilidad o de potenciales ascensos, que signifiquen un aumento de sueldo. Mientras que, si eres independiente, es clave que analices si tu nivel de ingresos se podría ver afectado o reducido por distintas razones o si se puede mantener, de manera de poder aumentar tu nivel de ahorro.

Indicadores económicos y tendencias:

Una vez que hayas evaluado tu situación financiera, es importante considerar los indicadores económicos y las tendencias del mercado, antes de tomar decisiones sobre el aumento de tus ahorros mensuales. Algunos factores a tener en cuenta son:

Inflación: La inflación reduce el poder adquisitivo de tu dinero con el tiempo. Si ahorras tu dinero “bajo el colchón” en una cuenta vista, tu dinero irá perdiendo valor con el paso del tiempo.

Tasa de interés: Las tasas de interés afectan tus inversiones y el rendimiento de tus ahorros. Analiza si las tasas son favorables para el ahorro o la inversión en instrumentos financieros.

Perspectivas económicas: Estudia las proyecciones económicas a nivel local y global para comprender cómo pueden afectar tus ingresos y empleo.

Opciones de inversión para tus ahorros:

Una vez que hayas decidido aumentar tus ingresos mensuales, también deberás analizar las opciones que tienes para hacer crecer tu dinero. Aquí te dejamos algunas alternativas que puedes considerar:

Cuentas de ahorro: Son seguras y se caracterizan por su liquidez, es decir, puedes acceder a tu dinero en el momento en que lo requieras. Puede ser un aliado para destinar tu fondo de emergencia o metas de corto plazo. Desde tener en cuenta que ofrecen menores tasas de interés y en ocasiones estas no superan la inflación.

Depósitos a plazo: Es una suma de dinero que entregas a una institución financiera para generar intereses, en un periodo de tiempo, que puede ir de 7 a 365 días. Estos pueden clasificarse en depósitos: a plazo fijo, a plazo renovable o a plazo indefinido, para pactar el plazo de vencimiento.

Fondos Mutuo: Los fondos mutuos son un instrumento de inversión en que puedes aportar dinero a un fondo común con el fin de obtener una rentabilidad. Los aportes son invertidos en instrumentos como acciones, bonos o incluso cuotas en fondos de inversión.

APV: El Ahorro Previsional Voluntario o APV es un ahorro voluntario al que puedes optar de manera adicional al ahorro obligatorio que mes a mes realizas en una Administradora de Fondos de Pensiones o AFP. La finalidad es mejorar el monto para la jubilación, o incluso optar a una jubilación anticipada.

Descubrir si es, o no, el momento adecuado para aumentar tu nivel de ahorro mensual es un proceso clave, que requiera un análisis cuidadoso de tu situación financieros y las condiciones económicas.

Una vez que decidas que es el momento indicado es importante decidir a dónde vas a destinar tu ahorro. Recuerda que puedes diversificar y no destinar todo el dinero a un solo instrumentos. Esto dependerá tanto de tus objetivos financieros, como de tu perfil de riesgo.

Por
Kami de Clever

¿Estás listo para invertir en tus metas?