Volver atrás
Volver

¿Ahorrador o derrochador? Cuida tu dinero con estos consejos

Empieza a planear cuánto y en qué gastar para organizar tus finanzas.

Ahorrador o derrochador

A veces la relación con el dinero puede ser compleja, llegar a fin de mes puede ser un desafío e incluso te puede generar una situación de estrés financiero. Para que puedas organizar de mejor manera tus finanzas. Aquí te compartimos algunos consejos para dejar de ser derrochador a convertirte en un ahorrador.

¿Cómo es un derrochador? Una persona que vive con el total de sus ingresos y que generalmente no destina una parte de sus ingresos al ahorro. Mientras, una persona ahorradora tiene una organización financiera en la que destina un porcentaje de sus ingresos al ahorro, ya sea para un fondo de emergencia o para cumplir metas futuras.

¿Cómo identificar si eres un derrochador? Aquí te dejamos algunos tips:

1. Cuando tienes que hacer una compra importante y que utilizará gran parte de tus ingresos mensuales ¿la planificas o te endeudas para concretarla?

2. ¿Realizas compras solo porque están en oferta?

3. ¿Optas por marcas en vez de productos?

4. Cuando te piden dinero prestado ¿tienes claridad de en cuánto tiempo lo vas a recibir de regreso y si te lo regresarán por completo?

Estas son algunas preguntas que te pueden ayudar a identificar si eres un derrochador. Ahora podemos comenzar a trabajar ¡Y convertirte en un ahorrador!

El primer consejo es que establezcas metas. Visualiza aquellos proyectos que te interesan en el mediano y largo plazo y que requieren de una organización de tus finanzas.

Luego debes elaborar un presupuesto e incluir en este el ahorro. Es decir, no ahorrar lo que te quedó en el mes, luego de pagar tus obligaciones.

Recuerda siempre monitorear tus gastos. Si utilizas tarjetas de débito o crédito esto es más sencillo, puesto que el historial de la tarjeta te permitirá analizar en qué estás gastando y qué gastos puedes comenzar a disminuir o evitar.

Intenta evitar las tentaciones. ¿Cuánto estás gastando en delivery al mes? ¿Estás suscrito a plataformas de streaming o transporte que no utilizas? Revisa esos gastos.

Busca aumentar tus ingresos o ingresos extra. Si aumentas tus ingresos tendrás más recursos para destinar al ahorro. Otra alternativa es que veas si tienes cosas en casa, que ya no utilizas y que puedas vender.

¿Cuánto destinar al ahorro? Recuerda que la recomendación es destinar al ahorro mensual entre un 10% a un 20% de tus ingresos mensuales. Si aún no puedes llegar a ese porcentaje necesitarás comenzar a reducir tus gastos para aumentar la parte que puedes ahorrar y cumplir tus metas.

Es mejor aún si es que destinas parte de ese ahorro a un plan de inversión. Puedes comenzar a ahorrar en los fondos mutuos de Clever. Es sencillo y lo puedes hacer solo desde $1.000 en instrumentos que se adecuan a tu perfil de inversionista: Conservador, Moderado o Agresivo.

Por
Kami de Clever

¿Estás listo para invertir en tus metas?